Imágenes adjuntas: 5

Unos 300 mil fieles se congregaron en el Hipódromo para el cierre del XI Congreso Eucarístico Nacional

20 jun 2016

El presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Manzur participaron de la misa a cargo del cardenal Giovanni Battista Re, enviado del Papa Francisco.

El XI Congreso Eucarístico Nacional (CEN) finalizó en el Hipódromo de Tucumán con una multitudinaria misa a cargo del cardenal Giovanni Battista Re, enviado del Papa Francisco. Unos 300 mil fieles se congregaron en el evento, al que también asistieron el presidente de la Nación, Mauricio Macri; la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el gobernador, Juan Manzur, y otras autoridades nacionales y locales.

“Esta ciudad llena de historia, en la que hace 200 años se declaró la Independencia, se ha convertido en el corazón espiritual de todos los argentinos”, expresó el cardenal Re y saludó a todo el país en nombre del Papa.

“Este congreso nos ha invitado a abrirnos al misterio de Dios y es un fuerte llamado a acercarnos a Cristo. Sin Él no hay luz, ni esperanza, ni amor, ni futuro”, añadió el representante del Vaticano y señaló que Dios “inspiró a los hombres que hace doscientos años debieron echarse al hombro la responsabilidad de proyectar una nación soberana”.

Además, en el sermón, el cardenal Re hizo un llamado para que los gobernantes estén al servicio del bien común y para “poner fin a la corrupción”, siguiendo los valores de “honestidad, rectitud moral y solidaridad”.

Por su parte, el presidente Macri tuvo a su cargo la lectura de la oración por la Patria e instó a los peregrinos a “promover la fe respetando sus distintas expresiones, a proteger la vida desde la concepción y hasta la muerte, para cuidar la naturaleza de nuestra casa común, para convivir en paz con todos los pueblos de la tierra”. Y agregó: “Todo lo pedimos confiando en la intercesión de la Virgen tan amada por nuestro pueblo que nos acompaña desde siempre en Tucumán”.

Al concluir la ceremonia, Juan Manzur se mostró complacido con la participación activa de los tucumanos y destacó que 20.000 familias prestaron sus casas.  “Una alegría enorme la cantidad de fieles que se dieron cita. Hoy no solo renovamos nuestra alegría, nuestra esperanza, nuestra fe, sino que miramos a un futuro mejor. La argentina nació aquí hace 200 años y esto es el legado que tenemos nosotros: cuidar los valores del pueblo argentino”.

El CEN había comenzado el 16 de junio y consistió en una amplia variedad de actividades litúrgicas, sociales y culturales que se llevaron a cabo bajo el lema “Jesucristo, Señor de la Historia, te necesitamos”. En el Hipódromo se había montado la Ciudad Eucarística, centro del encuentro religioso.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta