Imágenes adjuntas: 1

Informaciones del norte

El 16 de mayo de 1816, llegó recién a Buenos Aires la noticia del nombramiento del coronel mayor Juan Martín de Pueyrredón como Director Supremo de las Provincias Unidas. “La Gazeta” publicó la información, consignando fecha de arribo, en su edición del 18, con el título “Nueva época”.

En la sesión de ese día, en Tucumán, el Congreso trató la “abultada correspondencia” llegada a su despacho. Entre ella, estaba la comunicación del jefe del Ejército del Norte, José Rondeau, sobre “la derrota y muerte de Camargo, con una división de 700 hombres”; otra del doctor Ildefonso de la Muñecas; otra, “de haberse rendido la fragata Trinidad y el Comandante Brown a una batería y fuerza de tierra, después de un fuego sostenido de dos horas en la costa de Guayaquil”.

El comisionado en La Rioja, comandante Alejandro Heredia, había “otorgado pase” a dos diputados por esa provincia, los doctores Pedro Antonio de la Colina y Juan de Dios Villafañe. Ambos habían sido partidarios del derrocamiento del gobernador Manuel Brizuela y Doria, pero el diputado Pedro Medrano dijo que habían cambiado de opinión. A pesar de esto, a moción de Esteban Gascón, se resolvió exigirles la presentación de sus “credenciales y poderes, con exposición por escrito de sus sentimientos en el particular”.

Después, se consideraron las desavenencias entre la Junta Electoral y la autoridad de San Luis. Tras una “discusión sostenida”, Juan Agustín Maza mocionó que “las tenencias de gobierno se suprimiesen en todos los pueblos”. Quedó postergada. Lo que se acordó, fue que el teniente de San Luis, durante la elección, se mantuviera a seis leguas de distancia de la ciudad; y que la Junta Electoral se limitara “al preciso y único objeto” de nombrar diputado.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta