Imágenes adjuntas: 1

Nuevo Director Supremo

Resultó elegido Juan Martín de Pueyrredón.

A las once de la mañana del 3 de mayo de 1816, el Congreso de las Provincias Unidas se reunió en sesión extraordinaria, a los efectos de designar al Director Supremo del Estado. Asistieron todos los diputados. Faltó sólo José Antonio Cabrera, quien estaba enfermo pero mandó su voto en sobre cerrado. Según “El Redactor”, la barra estaba llena de “un numeroso pueblo”. El presidente, Pedro Ignacio de Castro Barros, abrió la sesión con un elocuente discurso.

En la votación, “por acuerdo unánime de 23 votos en el número de 25 concurrentes”, resultó nombrado para el alto cargo el coronel mayor Juan Martín de Pueyrredón, diputado por San Luis. “Publicado allí mismo el nombramiento, fue aclamado por el pueblo espectador”, dice “El Redactor”.

Pueyrredón dirigió una breve alocución. Dijo que no era apto para el cargo y que debiera renunciarlo, pero que quería sacrificarse por la patria y no desairar a quienes lo votaron. Castro Barros, luego de afirmar que los diputados “estaban satisfechos de su aptitud, talentos y demás cualidades para tan alto empleo”, le tomó el respectivo juramento. Vuelto a su asiento, Castro Barros habló nuevamente, para destacar la responsabilidad de su cargo y las obligaciones que conllevaba.

La sesión se reiteró a las siete de la tarde, ya que Pueyrredón había pedido permiso para hablar al Congreso. Dijo que, si bien era necesaria su presencia en Buenos Aires, le parecía no menos importante trasladarse hasta el campamento del Ejército del Norte, para conocer las medidas que s su respecto debía tomar. El Congreso aprobó esta decisión.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta