Imágenes adjuntas: 1

Premiaron a los ganadores del concurso “Billete del Bicentenario”

05 may 2016

Los tres billetes ganadores llevan estampada la figura de la estatua de la Libertad de Lola Mora.

La estatua de la Libertad de la artista Lola Mora es el ícono por excelencia que identifica a la provincia de Tucumán. Así lo dejaron plasmado los creadores de los diseños seleccionados en el certamen “Billete del Bicentenario” que eligieron ese monumento que ocupa el centro de la Plaza Independencia para ilustrar sus propuestas.

En la Legislatura, el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, entregó los premios a las tres piezas finalistas, elegidos de entre más de 130, que contaban algo simbólico de la provincia. “No ha sido fácil para el jurado por la calidad y cantidad de trabajos presentados”, aseguró. Asimismo, afirmó que el concurso significó una “muestra de pluralismo” por haber recibido el respaldo por unanimidad de todos los parlamentarios de la Cámara.

Los legisladores Ariel García y Marcelo Ditinis, impulsores de la propuesta, anunciaron que la Comisión Nacional para el Bicentenario de la Independencia Nacional respaldó la iniciativa para que el billete conmemorativo lleve el diseño tucumano ganador, decisión que definirá el Banco Central de la República Argentina, en caso que la Presidencia de la Nación determine su emisión.

Las historias detrás de cada billete

Los tres billetes ganadores llevan estampada la figura de la estatua de la Libertad de Lola Mora, una figura representativa de la provincia y que puede ser reconocida por cualquier ciudadano argentino.

María Susana Acardi Lobo, estudiante de diseño gráfico, y su hermano Luis Acardi Lobo, abogado e ilustrador, obtuvieron el primer premio y explicaron que eligieron la escultura porque “es un ícono de Tucumán y está en plaza Independencia que es otro gran símbolo de la provincia”.

Los ganadores detallaron que ubicaron la ilustración en forma vertical “para que se destaque el cuerpo de la figura” y que la gama de los colores verde y amarillo, que dan fondo al billete, referencia al “Jardín de la República” y el sol. Coronaron el diseño con la estampa de un menhir y un árbol de queñua (especie característica en la serranía tucumana), en el dorso.

El segundo premio fue asignado a Federico Miniaci, diseñador gráfico, quien sostuvo: “Es único poder hacer algo para nuestra ciudad. Hago trabajos para el extranjero, entonces poder lograr un material que tenga un significado para nuestra historia es muy especial”.

Miguel Ángel Ponce, estudiante de arquitectura, se quedó con el tercer premio. “No tenía mucho tiempo, ni expectativas de ganar, así que lo fui haciendo de a poco y traté de buscar algo de la provincia que conozcamos todos, por eso elegí la estatua que está en Plaza Independencia”, sostuvo y contó que los colores, en tonalidades azules, están inspirados en la Bandera argentina.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta