Imágenes adjuntas: 1

Un millón de embajadoras tendrá Tucumán en el año del Bicentenario

20 abr 2016

La ciudad de Famaillá llevará adelante una gesta culinaria popular para el año del Bicentenario al elaborar un millón de empanadas que lleven el sabor de la Independencia en su recado.

El Bicentenario ya comenzó a vivirse en los distintos municipios de la provincia de Tucumán y cada uno pone a tono sus atractivos y fiestas populares. Desde Trancas a La Cocha y a través de las localidades desde el llano del Este y trepan el Valle Calchaquí, un variado calendario que propondrá  interesantes experiencias y pondrán a prueba los sentidos. Resulta para muchos una milagrosa alquimia que tan simples ingredientes den vida a un bocado que nunca falta en toda reunión familiar o de amigos.

Para quienes nos visitan, paladear una empanada tucumana al horno de barro es un pasaporte a lo más auténtico de la comida regional y, si de este producto se trata, el mejor lugar para saborearlas es la ciudad de Famaillá, sede de la Fiesta Nacional y Capital Nacional de la Empanada.

La ciudad de los cien atractivos se prepara para vivir de la mejor manera el Bicentenario, y para ello preparó una batería de eventos a partir de julio, con un alto nivel de calidad y convocatoria, que aseguren la enorme afluencia de visitantes durante los próximos meses. En este sentido cobra especial importancia su emblema y embajadora más famosa, que verá su producción incrementada a un millón de unidades para perfumar el aire de apetitosos  aromas y saciar el antojo de quienes acudan a su encuentro.

Un millón de embajadoras  

“La empanada es nuestro acervo gastronómico por excelencia, y forma parte de nuestro patrimonio cultural , el mismo que en algunas ferias donde las llevamos atrae con su aroma a la gente que está alrededor y se lleva parte de nuestro paisaje y experiencias en cada bocado”, manifestó Sebastian Giobellina, que celebró la iniciativa del municipio a cargo de Patricia Lizárraga.

Las cifras de tamaño emprendimiento abruman, ya que -para elaborar las más de 80 mil docenas- las manos de las empanaderas deberán realizar 13 millones de “repulgues” y cortar a cuchillo 30 toneladas del “matambre” más tierno y picar 200 mil huevos, 8,3 toneladas de cebolla blanca y amasar más de 30 toneladas de harina entre otros ingredientes. “Es una enorme tarea que será realizada por 100 empanaderas de nuestra ciudad entre las que estarán las Campeonas de todas nuestras fiestas nacionales de la empanada” expresó Delia Fiad, directora de Turismo de Famaillá. Actualmente, en cada edición de la Fiesta Nacional de la Empanada que dura sólo tres días, se elaboran y consumen más 50 mil empanadas, lo que supone -para el año del Bicentenario- un desafío la preparación de un millón de ellas para el calendario de celebración anual.

La Campeona de Campeonas

Delia Fiad, directora de Turismo de Famaillá, no duda en señalar a la Campeona de Campeonas a la hora de referir una palabra más que autorizada para hablar del bocado más representativo de la Cuna de la Independencia: “Norma de Navarro fue Campeona en el ’92 y Campeona de Campeonas en el 2002. Todas conocen del oficio, pero ella es la que más nos representó en ferias gastronómicas y turísticas nacionales y extranjeras”.

“Soy de Santa María y hace 41 años que vivo en Famaillá. Me casé con un famaillense que trabajaba en (el ingenio) La Fronterita con quien tuve cuatro hijos. Hoy puedo decir que trabajé mucho para que mi herencia sea el estudio que les dejé: son todos profesionales” suelta orgullosa y emocionada a través del teléfono Norma, que aclara “cuando ellos se graduaron también decidí estudiar”. Hoy es enfermera profesional en el Hospital de Famaillá y sólo atiende eventos, capacitaciones y giras promocionales, como Tecnópolis, MasticAr, la escuela de cocina Mausi Sebess en Buenos Aires (sólo para pasantes extranjeros que deseaban aprender de cocina regional), la Feria Internacional de Turismo o las presentaciones en Uruguay representando a Tucumán; estas últimas la llenan de orgullo. “Estoy muy agradecida por la experiencia que significó representar a mi provincia y que el Ente Tucumán Turismo y Famaillá me convoquen tantas veces”.

Sobre la campaña de la ciudad de Famaillá y el millón de empanadas, aseguró que se debe empezar con mucho tiempo y un equipo de trabajo de no menos de 10 ayudantes por cada empanadera, que pueden llegar a 20. “Cada rancho en la Fiesta de la Empanada puede hacer entre 4.000 y 8.000 empanadas por día, y llegan a veces a 30 los ‘ranchos’: el millón de empanadas no es un número imposible, porque en Famaillá todos las hacemos”, dice la Campeona de Campeonas con voz pausada pero segura.

Norma, con un recorrido que sorprende, también fue una de las que aportó sus saberes a la franquicia de empanadas de Famaillá, al sumar a las clásicas de matambre o de pollo más de 20 variedades con ingredientes menos tradicionales y no tan demandados, aunque más “gourmet”.

Al consultársele acerca de qué tienen en común para ser tan valoradas las comidas regionales de Tucumán, como la humita, el locro, el tamal o la propia empanada, no duda en sostener: “Los condimentos que usamos. Son de nuestros valles y el sabor que se logra es único”.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta