Imágenes adjuntas: 2

Poblado Industrial San Pablo

El conjunto de la fábrica y el poblado industrial de San Pablo se localiza en un área que los documentos antiguos (siglo XVIII) llaman “Bosque de San Pablo”, extensión que abarcaba desde El Manantial, al este; hasta las cumbres de San Javier, al oeste; y desde el monte de los naranjos de Yerba Buena, al norte; hasta el río Lules, al sur. Estas tierras, antigua propiedad de los jesuitas, fueron adquiridas por el francés Jean Nougués (1796- 1850), fundador del ingenio.

El cultivo de caña de azúcar se inicia hacia 1830 con semillas obtenidas del propio Obispo Colombres. Las actividades fabriles se iniciaron probablemente entre 1830 y 1832.

En 1881, llegaron los primeros trapiches franceses y los dos motores a vapor. La renovación también se plasmó en el molino harinero y en el aserradero, todo gracias al ferrocarril, cuya llegada en 1876 produjo una fundamental transformación en la actividad azucarera.

A principios del siglo XX se multiplicó la cantidad de viviendas para los obreros, destacándose entre otras las ubicadas a lo largo del camino al cerro. Sería Luis F. Nougués (1871- 1915) uno de los propulsores de las obras más significativas en la tecnificación y modernización de la planta como en lo que al patrimonio edilicio del ingenio se refiere.

Paisajísticamente, el pueblo sufrió modificaciones pero todavía se pueden admirar los edificios de mayor significación: proveeduría, ferrocarril, hospital, parroquia y las casas de los obreros. El ingenio, por su parte, hoy es sede de una universidad privada, la que recicló y restauró la mayor parte de su patrimonio construido.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta