Imágenes adjuntas: 2

Villa Nougués

Villa Nougués nació a fines del siglo XIX a impulsos de los hermanos Luis F. y Juan Carlos Nougués, en tierras pertenecientes a la familia y como extensión de las del ingenio San Pablo. En esa época, las familias tradicionales de la provincia escapaban en verano hacia las quintas de los ingenios o casonas en las afueras de la ciudad. Las opciones no eran muchas: Tafí Viejo o San Pedro de Colalao. La opción de Tafí del Valle era para pocos, pues la ruta sería abierta muchos años después, de manera que viajar suponía una larga travesía (debían pasar una noche en carpa) y luego seguir en carruaje. Era también usual el veraneo en Totoral, un pequeño pueblo al norte de Córdoba.

Por esa razón, Luis F. Nougués emprendió una travesía en busca de un sitio que pudiera aislar a su familia del tórrido clima de verano, buscando el doble propósito de que sea fresco y que quedara cerca de la capital. Probó suerte en los cerros y así arribó a un lugar en el faldeo de las sierras de San Javier, llamado Loma de las Cortaderas. Sin duda, avizoró “las posibilidades de esos bosques espléndidos, de esas lomas que servían de increíble mirador hacia la ciudad, celeste por la distancia. No pensó más y puso manos a la obra”.

El lugar se inauguró oficialmente el último día de 1899 con una misa oficiada ante el primer grupo de parientes y amigos en las galerías de la residencia de Luis F. Nougués.

Se trata de una villa veraniega, sin traza establecida, en cuya intrincada topografía se fueron abriendo caminos y delimitando terrenos que se adaptaron a las posibilidades que le ofrecía el cerro. La amplitud de los terrenos, que ocupan media o una loma, evitó en ese sentido la saturación ambiental y dio una fisonomía espontánea de gran atractivo realzada sin duda por la singular arquitectura pintoresquista centroeuropea que se plasmaron en sus casas de veraneo. En las casas predominó la construcción con piedras del lugar en cuyas canteras y construcción intervino el constructor italiano Carlos Vaghi, que vivió muchos años en el cerro.

La villa se extiende a la vera de la ruta provincial 338 y entre los 900 y 1.300 msnm, en la zona denominada selva Tucumano-Oranense o Yunga.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta