Imágenes adjuntas: 4

Plaza Independencia

Luego del traslado de la ciudad de San Miguel de Tucumán al sitio actual de la Toma, el día 4 de octubre de 1685 se resolvió ensanchar la traza de la ciudad que en el sitio de Ibatín tenía siete por siete manzanas, llevándola a nueve manzanas de cada lado, con la plaza en el centro. Alrededor de la misma, una vez medidas las cuadras y calles según el trazado de la ciudad vieja, se destinó los solares a las iglesias, de acuerdo al emplazamiento que tenían en Ibatín; y al tratar del sitio en que se construiría el Cabildo, debido a que el sol de la tarde era muy fuerte, para comodidad de los Señores cabildantes se resolvió destinar un solar en la plaza que mire al este; en la ciudad vieja, estaba orientado hacia el oeste.

Hasta mediados del siglo XIX, la plaza pública no tuvo más aderezo que el rollo o picota en su centro. En ella, los pregoneros ofrecían sus productos de la tierra y manufacturas, además de los ocasionales remates de tierra, solares y casas, y las gentes vendían sus productos llevados en canastos: pan, verduras, frutas; o carretilla, por ejemplo, las carnes.

En el año 1840, el Gobernador Celedonio Gutiérrez manda construir una pirámide, para conmemorar la victoria de Oribe sobre el General Lavalle; la misma será demolida en el año 1862 por mandato del Gobernador José María del Campo, erigiendo en su lugar una columna en homenaje a las víctimas de 1840. Esta columna se construirá con fondos privados. El día 3 de febrero de 1864, el gobierno de la provincia dedica la columna erigida oportunamente a recordar los acontecimientos del 9 de Julio de 1816.

El año 1883, el entonces Presidente de la República Gral. Julio A. Roca, donó a la ciudad de San Miguel de Tucumán una estatua del Gral. Manuel Belgrano, la que es colocada en la Plaza Independencia en lugar de la Columna que conmemoraba el 9 de Julio. El día 25 de mayo de 1884, se inaugura la estatua del escultor Francisco Cafferata. En el año 1904, la estatua del Gral. Belgrano es trasladada a la plaza que lleva su nombre, y en el centro de la Plaza se coloca la estatua de La Libertad, obra de la escultora Lola Mora, por disposición del gobierno nacional.

La Plaza Independencia fue, desde sus orígenes y hasta la actualidad, el centro político, social, comercial y cultural, de la ciudad de San Miguel de Tucumán.


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta